Acerca de Jasdei Naomi

Acerca de Jasdei Naomi

Hace 36 años (en 1984), Yosef Cohen fundó “Jasdei Naomi”.

Yosef, quien trabajaba como conductor de autobús para una empresa de transporte privada en ese entonces, notó que los niños llegaban a la escuela con bolsas rotas y ropa gastada, e inmediatamente le recordó que cuando era niño él también era muy pobre y no tenía nada mientras crecía en Tel. Aviv. ¡Se sintió mal por las familias pobres y decidió actuar!
Con el consentimiento de la empresa de autobuses, convirtió el autobús en una organización benéfica móvil.

Todos los días después del trabajo, Cohen iba de casa en casa, recogiendo alimentos, organizándolos en paquetes y esa misma noche, distribuyéndolos a las familias necesitadas.
Eventualmente sus hijos también se le unieron, se unieron otros estudiantes de la escuela, y así todas las noches había recogidas, mochilas y distribuciones y todo desde el autobús.

Con el paso de los años, muchos voluntarios se unieron a la caridad y se estableció un equipo de voluntarios,

Acerca de Jasdei Naomi
JASdei Naomi

mientras tanto se instalaron almacenes para la comida recolectada, se distribuyeron cajas de caridad para recolectar productos (madre, nos prometiste un pollo para Shabat) Yosef Cohen se fue su trabajo como conductor de autobús y desde entonces se ha dedicado al crecimiento gigante del imperio Jasdei Naomi en Israel.

En la actualidad, Jasdei Naomi apoya regularmente a más de 10,000 familias y aún más en ocasiones especiales.

La organización benéfica ‘Jasdei Naomi’ incluye a más de 20.000 voluntarios que trabajan en unos 40 puntos de distribución en todo el país.

Entre los voluntarios, escolares, soldados de las FDI, empleados de la empresa y simplemente buena gente. También hay niños que sirven como representantes del edificio encargados de recolectar alimentos para los más necesitados entre los vecinos y trasladarlos por los choferes de la asociación a los centros de clasificación y empaque y de allí a los puntos de distribución en todo el país.

Los paquetes de alimentos se entregan a familias necesitadas, huérfanos y viudas, sobrevivientes del Holocausto o ancianos necesitados, que llegan sin la etiqueta de la asociación o marcas de identificación para evitar vergüenza y mantener la dignidad de los beneficiarios.

Skip to content