Victor y Ela: sobrevivieron al Holocausto pero apenas sobreviven en Israel

Víctor y Ela sobrevivieron al Holocausto, pero apenas lograron sobrevivir en Israel: Víctor sobrevivió a los horrores cuando huyó de Bielorrusia a pie con su madre y su hermana. Desde entonces, ha estado en Israel con su esposa Ela durante 30 años. Los dos siempre trabajaron duro para mantener a la familia, pero después de que a Ela le diagnosticaran cáncer y tuvieron dificultades financieras. “Nuestra casa es vieja, no podemos permitirnos repararla”, admitieron con dolor. No nos eches a la basura: un proyecto especial en preparación para el Día Internacional en Memoria del Holocausto.

Las paredes del apartamento de Víctor y Ela Orhai están llenas de moho y humedad que se ha acumulado a lo largo de los años. En su dormitorio, la pintura se está despegando y el modesto contenido se guarda en un pequeño armario de plástico. “No podemos darnos el lujo de arreglarlo”, dice Ella con dolor, “es una casa vieja, estamos respirando moho y hongos”.

Víctor, de 81 años, sobreviviente del Holocausto, nació en Bielorrusia. Durante la Segunda Guerra Mundial huyó de los alemanes con su madre y su hermana hasta que llegaron al norte de Rusia. “Durante meses huimos a pie, mi madre hizo todo lo posible para mantenernos con vida”, dice.

Han pasado unos 30 años desde que Víctor inmigró a Israel con su esposa Ella (74) y sus dos hijas. Se mudaron a Beit Shemesh con muchos sueños en común y una gran esperanza de una vida mejor. “Los dos somos músicos”, dice Ella con una sonrisa. “Pero cuando llegamos a Israel comencé a trabajar como esteticista y Víctor como afinador de pianos”. Durante toda su vida, la pareja trabajó duro para mantener a la familia, pero no tenía idea de que en la vejez se encontrarían en una lucha económica continua.

Victor y ela
Víctor y Ela Orhai en su apartamento. “No nos gusta decir que estamos luchando” (Foto: Alex Kolomoisky)

Hace unos dos años se descubrió un tumor pancreático canceroso en el cuerpo de Ela.

Desde entonces, ha estado luchando por su vida, sometiéndose a tratamientos de quimioterapia y anhelando un medicamento que pueda salvarla. Pero esta pareja no puede permitirse el lujo de comprar los tratamientos que pueden facilitarle la vida.

“Hay un medicamento que me ayuda mucho con las náuseas, pero no tengo derecho a él. Una cápsula cuesta 250 NIS, y necesito unas dos al mes. Son 500 NIS al mes y no tenemos ese dinero”, dijo. dice, y agrega: “También hay un tratamiento químico destinado al tumor en sí”. No está en la canasta de medicamentos y es más fuerte y más eficaz que lo que está en la canasta. He probado tres tipos [de tratamientos] hasta ahora. Este tratamiento cuesta 5.000 NIS al mes y no podemos pagarlo. Eso es todo el dinero del que vivimos en todo un mes. Vivimos de asignaciones y ese dinero se destina, entre otras cosas, a pagos de alimentos, facturas y taxis para tratamiento. Al final del mes, no queda suficiente para los medicamentos ”.

Afortunadamente para la pareja Orhai, tienen dos chicas que les ayudan tanto como pueden. Una vive en Canadá y la otra los cuida en su tiempo libre. “No nos gusta decir que estamos luchando, pero nos gustaría estar en un mejor estado”, enfatiza Ela, “es un país pequeño, difícil de dividir y ayudar a todos. Pero lamento saber que mucho del dinero va a la gente que no hace nada por el país. No queda ninguno para salud, educación y otros asuntos sociales ”.

El caso de Víctor y Ela no es infrecuente.

Como ellos, hay muchos otros sobrevivientes del Holocausto que viven en la pobreza y son abandonados. Algunos viven en casas indignas de un ser humano, otros no pueden pagar cosas básicas como alimentos y medicinas y algunos se ven obligados a pasar sus últimos años en una soledad abismal. Muchos de ellos no conocen ni reconocen sus derechos y, por tanto, no exigen recibirlos.

Apenas el mes pasado, se reveló en Ynet y Yedioth Ahronoth que decenas de millones de shekels al año, que se suponía iban a llegar a los sobrevivientes del Holocausto, en realidad permanecían en las arcas del estado y no se les transfirieron. Incluso ahora, después de la denuncia, los funcionarios del gobierno dicen que no se ha avanzado en el tema con el Ministerio de Finanzas y que los fondos aún no se están transfiriendo a los sobrevivientes.

En las próximas semanas antes del Día Internacional de Conmemoración del Holocausto, que se marcará a fin de mes, continuaremos mostrando sus rostros, haciendo que se escuchen sus voces y gritando el grito de los sobrevivientes del Holocausto que viven en Israel y merecen una vida mejor.

Done y SALVE a Victor y Ela Orhai:
Visite al sitio web de Chasdei Naomi o llámenos: + 972-3-6777777

Amor? Comparte!

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Comentarios

Skip to content