La gran campaña invernal de “Hasdei Naomi” en pro de 5.000 ancianos y sobrevivientes del Holocausto

¡También este año hay miles de ancianos y sobrevivientes del Holocausto que no tienen cómo calentarse en el frío invierno!

La gran organización de caridad “Hasdei Naomi” en un proyecto especial para el invierno en cuyo marco se distribuirán “kits de invierno” a 5.000 ancianos y sobrevivientes del Holocausto.

Cada kit de invierno contiene: estufa de seguridad (radiador), edredón, guantes, bufanda y gorro.

Hasta ahora han sido distribuidos kits a más de 2.000 ancianos y sobrevivientes del Holocausto.

¡Ayúdenos a alcanzar el objetivo de 5.000 kits! Para participar haga clic sobre la campaña.

 


Una pareja de jubilados: “Recibimos calentadores ambientales, pero no tenemos dinero para usarlos”

Yuval Bengo

Durante el año 2017 se recibieron en el centro de llamadas del “Fondo de Amistad” 55.561 solicitudes de asistencia de ciudadanos. 25% de los pedidos eran de ancianos mayores de 75 años de edad. 23% de adultos mayores entre 56 y 75 años, 15% del total de los pedidos eran de sobrevivientes del Holocausto.

 

Avi (77) y Efrat (64) son una pareja de jubilados del centro del país cuyo principal medio de calefacción son bolsas de agua caliente. “Recibimos frazadas y calentadores ambientales del Fondo de Amistad, pero no los solemos encender, porque simplemente no tenemos dinero para pagar la electricidad”, cuentan. Según dicen, “nuestro apartamento en muy frío, pero no tenemos mucho lo que hacer. Las asociaciones nos ayudan, pero eso simplemente no alcanza.”

Efrat dice: “El gobierno prometió que aumentaría las asignaciones y ahora van a elecciones y nuevamente no les importa de nosotros. Yo ya no le creo a ningún político. Ellos no nos entienden porque ellos en el verano tienen aire acondicionado y en el invierno están sentados en sus oficinas calefaccionadas; ellos no tienen idea de lo que es que el frío penetre hasta los huesos, pero no se pueda encender un calentador ambiental por miedo a la cuenta de electricidad que llega a fin de mes. ¡El gobierno debería avergonzarse de que sus ciudadanos vivan así en el 2018!”

El presidente del Fondo de Amistad, rabino Yehiel Eckstein: “No puede ser que el Seguro Nacional informa cada año los graves datos de pobreza y brecha social y el gobierno no tiene ningún programa significativo para reducir la pobreza. Hoy en día la carga de la atención de las poblaciones necesitadas recae sobre las asociaciones y nosotros invertimos cientos de millones de shékels cada año para proveer las necesidades más básicas. Pero nosotros, junto con todas las asociaciones, jamás podremos cubrir las necesidades de dos millones de pobres. El próximo gobierno debe asumir lo antes posible la mayor parte de la responsabilidad.”

La asociación Hasdei Naomi ha iniciado un proyecto de recaudación masiva en el sitio web “recaudaciones para la comunidad” www.giusim.co.il y hace un llamado al público a unirse al proyecto, cuyo objetivo es: “una recaudación de emergencia para distribuir estufas y edredones a sobrevivientes del Holocausto y ancianos necesitados.”

Todas las donaciones se destinarán a la compra y el suministro de kits  que incluyen un radiador, un edredón, una bufanda, un par de guantes y orejeras para cada casa de anciano necesitado de entre los miles de personas que la asociación ayuda.

“Maariv Hashavua” se ha unido al proyecto porque las asociaciones de ayuda informan acerca de la notoria dificultad de ancianos necesitados para calentar sus hogares en el invierno.

Una encuesta realizada por el Instituto “ZETA TOOLS Estudios de Mercado” para Hasdei Naomi preguntó a los encuestados si alguna vez en los últimos cinco años habían pasado frío o habían ahorrado en medios de calefacción durante el invierno debido a su situación económica, desde abstenerse de calentar la casa hasta abstenerse de comprar ropa abrigada.

El 35% de los adultos mayores respondió afirmativamente; de ellos, el 37% reduce la calefacción de su casa para reducir los gastos de electricidad, 35% señala que se ducha menos en invierno para ahorrar electricidad en el calentamiento del agua y un 22% reduce la compra de ropa o ropa de cama abrigada.

La encuesta estudia además a qué renuncian los ancianos para intentar cumplir con los altos pagos de electricidad en el invierno por calefacción y agua caliente. 20% reduce las salidas de casa, 24% renuncia a comprar medicamentos y 27% reduce el consumo de alimentos.

Según Moshé Cohen, presidente de la asociación filial “Lev Naomi” que organiza la operación de recaudación “Una cosa es ser pobre, pero ser pobre y estar solo es algo completamente diferente. Más allá del efecto emocional, la sociedad es un elemento adicional que incrementa la pobreza, porque los ancianos no hablan sobre el dolor porque no tienen con quién, por eso iniciamos en la asociación Lev Naomi la operación de recaudación masiva para adquirir medios de calefacción para ancianos y ya comenzamos a distribuir los kits a los ancianos, entre los cuales, lamentablemente, hay también muchos sobrevivientes del Holocausto.”

 

Amor? Comparte!

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Comentarios